¿Cómo implementar estrategias ecológicas en mi logística?

Como-implementar-estrategias-ecologicas-en-mi-logistica_banner

La emisión de CO2 es una grave problemática actual a la cual nos enfrentamos. Prueba de ello es el daño que ha sufrido la capa de ozono, que está dando lugar al drástico cambio climático que estamos presenciando.

 

Según la Agencia Internacional de Energía, en el ámbito logístico, el transporte de mercancías produce el 10% de las emisiones globales de CO2. De este porcentaje, el 75% representa las emisiones del tráfico de camiones. Este fenómeno ha llevado a acuñar el término de logística verde, que se define como “el esfuerzo para medir y minimizar el impacto ambiental de las actividades logísticas”. El adjetivo verde contempla procesos logísticos que hace años no tenían cabida, pero que se han vuelto primordiales al ser valorados por el consumidor y que producen beneficios a  corto, mediano y largo plazo para las empresas que la implementan.

 

¿CÓMO IMPLEMENTAR ESTRATEGIAS DE LOGÍSTICA VERDE?

Como-implementar-estrategias-ecologicas-en-mi-logistica_fb1

 

1. Incluir criterio ambiental en las políticas de suministro:

Dentro de la política de compras y suministro de la empresa, se pueden incluir criterios de sostenibilidad a la hora de valorar a los proveedores. Por ejemplo, elegir aquellos productos que incluyan embalajes ecológicos y que limiten su uso de empaques. Otra estrategia puede ser implementar normativas internacionales que avale un uso de recursos favorables, tal como la norma ISO 14001. Además, elegir a los proveedores cercanos a nuestra localización puede impactar en la huella de carbono. De esta manera, se estaría adquiriendo suministros respetuosos con el medio ambiente.

 

2. Optimizar la gestión de las flotas de transporte:

El transporte es una de las áreas que más impacto en la huella de carbono produce dentro de las actividades logísticas. Para limitarla, además de adquirir vehículos menos contaminantes, es necesario, implementar sistemas que asistan en la planificación de las rutas de entrega y prioricen la consolidación de carga. Con ello no solo se logra una mayor eficiencia en la gestión de flotas, también se reducen las emisiones producidas por el transporte.

 

3. Contar con infraestructuras sostenibles

El mercado se ha vuelto cada vez más demandante y debido a ello se desea proyectar una mejor imagen frente al consumidor y a la sociedad. En este contexto, se está impulsando la demanda de nuevos almacenes o el rediseño de aquellos ya existentes, para ajustarlos a las exigencias del mercado. Así, la incorporación de medidas de protección medioambiental, tales como la mejora de la eficiencia de agua y energía y el uso de fuentes energéticas alternas, o la automatización de ciertos procesos en almacén que limiten el uso de luz artificial, pueden garantizar la gestión sostenible del edificio.

 

4. Habilitar medidas de reducción y reciclaje de residuos propios

Una medida para aplicar la logística ambiental en el almacén es gestionar residuos propios de manera sostenible. Por ejemplo, implementar un proceso de clasificación de residuos según los materiales. Además, la reducción del uso de papel en el almacén y el control de residuos especiales para que sigan los procedimientos adecuados para su reciclaje.

 

5. Mejora de procesos de gestión de stock y de logística inversa

Conseguir un almacén eficiente es uno de los preceptos de la logística ambiental. Algunas medidas considerables para lograr este objetivo son: reducción del desplazamiento dentro del almacén gracias a una buena gestión de ubicadores y de la planificación de labores de picking optimizada. Además, una medida importante es la prevención de daños en el stock ligados al manejo manual de mercancías, esto puede ser prevenido con la implementación de robots y sistemas automáticos en el almacén.

 

Hay razones de peso por las que este enfoque integral está cobrando peso en el ámbito logístico. No solo posicionan la marca y la diferencian, además, la preparan para un futuro que irremediablemente es sostenible. Las medidas de ahorro son una estrategia que reducen los costos en los suministros, a la vez que preparan a la empresa para cumplir con las normativas ambientales.

 

Si deseas mejorar la gestión de la cadena de suministro dentro de tu cadena de suministro y aplicar medidas para abrazar el enfoque de logística verde, considera trabajar de la mano con un proveedor de logística integral.

 

Nuevo llamado a la acción