¿Cual es el proceso de la habilitación fiscal?

Proceso-de-la-habilitacion-fiscal_banner-1

Anteriormente hablamos de los beneficios de la habilitación fiscal y mencionamos que para poder aprovechar este régimen hay que cumplir varios requisitos. Así que en esta ocasión veremos a detalle cuál es el proceso que hay que seguir y qué requerimientos hay que cumplir para habilitar una bodega fiscalmente.

¿Cómo se habilita fiscalmente una bodega?

En términos generales, se pueden distinguir tres pasos en el proceso:

Para empezar, un perito o un profesional debe determinar con exactitud la capacidad de almacenamiento de la bodega en cuestión y el espacio con el que se cuenta. Esto incluye medir los patios, corrales, tanques, silos, etc.

Una vez que se cuenta con un plano que contenga toda la información necesaria, el inmueble se somete a una evaluación en la que se determina si tiene alguna carencia o si cumple con los requisitos establecidos por la ley general de aduanas.

El requisito más importante es que el almacén debe contar con las preparaciones necesarias para mantener aisladas y bien resguardadas las mercancías en depósito fiscal.

Una serie de peritos calificados deben realizar inspecciones y expedir los certificados correspondientes. Además hay que conseguir certificados sanitarios, fitosanitarios, la declaración aduanera y otros documentos que se presentan a la autoridad correspondiente.

Si todo está en orden, hay que esperar a que el régimen sea autorizado o en su caso, a que la autoridad determine que la mercancía debe ser sometida a revisión.

¿Qué pasos se siguen una vez que la bodega está habilitada?

Las tres etapas anteriores son sólo el inicio para poder aprovechar al máximo las ventajas de la habilitación fiscal. Una vez que se cuenta con la aprobación de la autoridad, aún quedan cosas por hacer:

Cuando el régimen fiscal es aprobado, la mercancía se puede trasladar a la bodega habilitada. Hay que considerar que esta es una operación de logística importante.
Por ello, la ley general de Aduanas exige que cuentes con un sistema informático mediante el que el Almacén General del Depósito pueda acceder a la información actualizada de tu stock en tiempo real.
Una vez que tu mercancía está a buen resguardo en la bodega, el Almacén General del Depósito se encarga de supervisar su control, calidad, conservación, seguridad, movimiento y manejo a través de un especialista, quien se coordina con el personal de la empresa.

¿Cómo se puede habilitar fiscalmente una bodega de manera más sencilla?

Como podrás darte cuenta, aunque la habilitación fiscal es muy conveniente, también exige muchos requisitos, los trámites pueden llegar a ser bastante engorrosos y si algo sale mal, toda tu operación podría verse retrasada.

Así que en muchos casos la mejor opción es recurrir a un especialista en logística que conozca a fondo todos estos trámites y que sea capaz de proveer todos los requerimientos de tecnología para consulta, rastreo e identificación de riesgos en tiempo real.

Incluso si tu operación es pequeña, contratar los servicios de una empresa especializada resulta una buena inversión, pues te ahorra muchos costos y sobre todo, garantiza que todos tus movimientos serán realizados en tiempo y forma.

En ALGEBASA somos expertos en la habilitación fiscal, contamos con alianzas estratégicas y con más de 120,000 metros cuadrados de almacenaje y bodegas distribuidos en toda la República Mexicana.

También contamos con la capacidad de habilitar fiscalmente bodegas dentro de tus instalaciones o bodegas de terceros que se encuentren en puntos estratégicos para tu operación.

Nuestros clientes están de acuerdo en que ALGEBASA es garantía de confianza y seguridad, pues tenemos las herramientas y la infraestructura necesaria para garantizar que tu mercancía estará a tu disposición en el momento en que la necesites.

No esperes más, contáctanos y empieza a ahorrar en logística hoy mismo.


algebasa