¿La gestión de almacenes puede convertir gastos fijos en variables?

gestion de almacenes

Convierte los gastos fijos a variables con la gestión de almacenes tercerizada.

La gestión de un almacén propio precisa avales, garantías y la inversión directa en equipo humano y tecnológico de manera continua. Si a eso se le suman los gastos adicionales generados por las actividades de control, disponibilidad y requerimiento de los productos, así como el traslado de los mismos a los puntos de consumo o producción, a la larga los costos fijos que se generan pueden descapitalizar a una empresa.

Es decir, la operación de un almacén propio demanda sueldos y salarios de trabajadores, su capacitación continúa y la contratación de personal especializado; la adquisición de equipo de carga y descarga (como montacargas y grúas) adecuado para la mercancía; dispositivos electrónicos para los inventarios y sistemas informáticos para gestionarlos; asegurar las condiciones ambientales, de seguridad y control (de entrada y salida) que requiera la mercancía; e invertir en bastidores industriales.

Ante este panorama tercerizar la gestión de almacenes es una opción viable para convertir esos gastos fijos en variables, de acuerdo al volumen y magnitud de las operaciones de tu empresa.

Además, si el proveedor cuenta con certificaciones, personal capacitado, avances tecnológicos y servicios adicionales, podrás recibir una amplia gama de beneficios permitiendo de esta manera que tu empresa enfoque sus esfuerzos y recursos en lograr objetivos comerciales.

Elige un servicio de almacenaje que, además de ajustar a las necesidades, operación y requerimientos de tu empresa, esté ubicado en el Bajío, una de las regiones clave para el desarrollo industrial de México.

 Hacer uso de un depósito fiscal por otra parte, permite una eficiente gestión del pago de impuestos.

 

Si deseas conocer más sobre qué es almacenaje y todos sus aspectos básicos, te invitamos a dar clic en el siguiente botón

Conoce más aquí