Logística inversa, completando la cadena de suministro

9_MAYO_LOGISTICA_INVERSA_COMPLETANDO_LA_CADENA_DE_SUMINISTROS_1

Recupera valor e impulsa tu rentabilidad

9_MAYO_LOGISTICA_INVERSA_COMPLETANDO_LA_CADENA_DE_SUMINISTROS_2

La logística inversa es, en términos generales, el proceso del traslado de mercaderías del consumidor hacia el fabricante, pero ha probado ser una herramienta útil para optimizar el valor económico de los productos recuperados.

Inicialmente, se concibió como un costo extra necesario para proporcionar al cliente una garantía de devolución en caso de desperfecto o descompostura del bien adquirido, y para la recuperación de las existencias no vendidas por el distribuidor.

Sin embargo, la introducción de reglamentos más estrictos sobre manejo de desechos con fines de protección ambiental y la adopción de una estrategia de recuperación de valor para impulsar la rentabilidad de las empresas han dado auge a una actividad que viene a cerrar la cadena de suministro.

¿Cómo se beneficia tu empresa?

La logística inversa, entonces, se ha convertido en una herramienta para maximizar la satisfacción del cliente y minimizar costos de producción mediante estas acciones:

  • Política de devoluciones eficiente
  • Disposición ecológicamente adecuada de los productos que terminaron su vida útil
  • Reforzamiento de la imagen de la empresa como ambientalmente responsable
  • Reciclaje y reutilización de los componentes de los productos devueltos
  • Reparación y reacondicionamiento para la venta en un mercado secundario
  • Refabricación de nuevos productos usando algunos de los materiales de los productos devueltos o recuperados

Es decir que este proceso de recuperación o acopio de productos aporta una ventaja competitiva en muchos sentidos a todo tipo de industrias, en particular a la automotriz, la electrónica y la minorista.

Optimización de gestión y maximización de valor

En busca de aumentar el retorno de inversión, las empresas se han enfocado en optimizar la gestión de los productos recuperados o devueltos, tanto por el beneficio económico que representa la reutilización de partes o el reacondicionamiento de productos vendibles como por el prestigio que les aporta como entidades responsables en el cuidado del medio ambiente.

Por ello, los procesos de adquisición y de producción han cambiado para adecuarse a una estrategia de recuperación máxima de valor.

Por un lado, se ha modificado el diseño de productos para que utilicen componentes que embonen y se puedan desmontar y reutilizar y, por otro, se ha desarrollado una industria de servicio de recolección, inspección y redistribución de los productos recuperados y sus partes, ya sea para propósitos de reciclaje, reacondicionamiento o refabricación.

La empresa logística ideal

Para que tu empresa se beneficie de la estrategia de recuperación de valor, es necesario apoyarse en un proveedor de servicios logísticos que cuente con las redes, la tecnología, la infraestructura y los conocimientos que signifiquen eficiencia de la operación y optimización de costos.

En nuestro país, son aún una minoría las empresas que han detectado el área de oportunidad que la logística inversa representa para impulsar su rentabilidad.

Cualquiera que sea el tamaño de tu negocio, aprovecha la ventaja competitiva que representa cerrar tu cadena de suministro haciendo alianza con una empresa de servicios de logística y distribución que te brinde el know-how necesario para capitalizar al máximo el valor de tus productos.

Nuevo llamado a la acción